Archives

Tagged ‘montaña rusa‘
Montaña rusa de emociones: vendí mi empresa y .. ¿ahora?

Montaña rusa de emociones: vendí mi empresa y .. ¿ahora?

Este es un post invitado de Carla Gagliardi.


 

Érase una vez un emprendimiento al que le puse corazón, cuerpo y muchas horas de mi vida, que me llevó desde no tener un sueldo propio por largo tiempo, a volverse rentable, tanto que otros lo miraron y admiraron y así fue que solté lo que yo llamo mi primera creación y, aunque la venta de la empresa supone un final feliz: flujo de caja + tiempo, también trajo muchas preguntas sobre lo que quería en adelante.

La búsqueda de la felicidad del emprendedor

Debo decirles que me declaro emprendedora por elección, por lo que caer en la tentación de volver al mundo corporativo no era una opción. Sabía que era lo que no quería -eso era fácil- el camino sinuoso fue encontrar un modelo de negocios que no sólo me hiciera feliz sino que fuera rentable. Al final del día la ecuación debe ser positiva.

Para eso traté de aprender de los errores del pasado, rodearme de gente con trayectoria, capacitarme, vivir otras experiencias y sobre todo escuchar mi voz emprendedora interior. La emoción de volver a empezar me invadió y volví a crear…

El poder de la reinvención

Si algo aprendí como emprendedora es que el poder del conocimiento y el trabajo está en mí, que no todos los proyectos van a ser exitosos y  rentables, que muchas veces voy a perder pero también aprender, pero que lo más importante es sentir que no hay proyecto en el que crea y no pueda llevar adelante.

Ese es el poder del emprendedor: avanzar, aprender, perseverar cuando otros abandonan el camino y comenzar a entender que la experiencia debe tener saldo positivo.

De lanzarse y aprender

Como para terminar de leernos, me tomo el atrevimiento de compartirles un par de experiencias relacionadas con empezar de nuevo o simplemente empezar:

– Caminá acompañado ¡Buscá un socio!: yo no he dado con uno que trabaje conmigo codo a codo pero hago terapia con mi socio inversionista. No solo nos juntamos a ver balances sino que también uso los encuentros para que me preste un oído y me aconseje sobre lo que yo creo es mi odisea de todos los días.

– Aprendé de números ¡Se bueno leyendo balances!: al final del día presto servicios de comunicación y aunque las finanzas no eran lo mío, hoy se las leyes fiscales de todos los países en los que opero. No solo sirve para leer balances, sino para hacer propuestas ajustadas y no pagar nosotros los errores de facturación con trabajos que terminan siendo poco rentables.

– Amá lo que hacés: parece súper trillado pero no podía dejar de decirlo, lo que elijas te llevará muchas horas, las cuales serán restadas a tus amigos, tu familia y tu pareja. Es una elección de vida y ese camino te tiene que hacer feliz.

¡Ojo! Todos tenemos esos días en los que queremos desconectar la computadora, apagar el celular y sentirnos miserables, agotados y estresados, pero te garantizo que si amás lo que hacés entonces serán más los momentos de emoción por un cliente nuevo, una felicitación, un buen resultado o un reconocimiento que recibas.

– Rodeate de emprendedores: sentite acompañado por personas que hablan tu mismo idioma, comparten experiencias similares, pueden enseñarte mucho y sobre todo acompañarte. Participá de encuentros, competencias, tejé redes que te sostengan y te hagan crecer. Al final de cuentas, todo estamos aprendiendo a ser emprendedores constantemente.

Gracias por leerme y compartir @carlagagliardi

 

Carla Gagliardi , posee un Master en Dirección de Marketing Digital y Comunicación empresarial en Internet, de Esden Business School, España, es Licenciada en Relaciones Públicas e Institucionales de UADE, Argentina y se ha especializado en marketing y publicidad en otras instituciones. Ha desarrollado sus últimos 6 años de carrera como Directora en Cautiva, la agencia que fundó en Colombia y que actualmente desde Argentina presta servicios para clientes en la región. Complementa su actividad profesional, brindando capacitaciones a empresas y emprendedores y en Universidades.

Sobrevivir a la montaña rusa (parte 1)

Sobrevivir a la montaña rusa (parte 1)

Este es un post invitado de Leila Klein, Program Coordinator en NXTP Labs.

En el camino del emprender, atravesamos por diferentes etapas emocionales que nos afectan de diferentes maneras: hay momentos en los que en que nos sentimos eufóricos porque conseguimos un nuevo cliente y otras veces en las que nos deprimimos al sentir el rechazo de un inversor, por ejemplo. Debemos prestar especial atención a nuestro estado emocional para a transitar la montaña rusa emprendedora de la manera más acertada.


La base de todo: el equipo

En todo proyecto lo más importante es la constitución de un buen equipo. Cuando hablamos de un buen equipo emprendedor nos referimos a un grupo de personas que cuente con las habilidades y la determinación para llevar a la realidad el proyecto y que cuente con las herramientas para llevar adelante (atrás y al costado) lo que definió previamente en el plan de negocios.

En las primeras etapas del proyecto, el equipo es un activo tan fuerte de la compañía que será a lo que más va a prestar atención un socio inversor. A la hora de invertir, los  inversores evaluarán las capacidades del equipo, la calidad de personas, los talentos, y finalmente el plan de negocio. Todos los inversores saben que el plan puede cambiar pero que un equipo B no es capaz de producir un producto de calidad A, y que un equipo A puede convertir un producto B en A. Un buen equipo tiene la capacidad de ejecución de sus ideas, y es ahí donde se genera valor para el accionista.

Muchas veces nos preguntan qué es lo que NXTP Labs mira en un equipo, para nosotros un buen equipo de trabajo debe contar con las siguientes características: sus miembros deben poseer talento, heterogeneidad de habilidades, perfiles y competencias. De ahí que impulsamos fuertemente la inclusión de mujeres en el equipo fundador, por la diversidad de enfoques y habilidades que eso genera. Es importante que los miembros se complementen, que promuevan el espíritu emprendedor de su gente (familia, futuros empleados), que cuenten con capacidad de pivotear, tolerancia a la frustración y capacidad de resiliencia.  Estas son habilidades fundamentales que deben desarrollar los emprendedores en su cada paso que den.

 

Resiliencia vs. Frustración  

La frustración es un estado de decepción y angustia que se da cuando no se alcanza aquello que se desea. En la vida emprendedora eso nos pasa muchas veces. Según nuestras características personales, reaccionaremos de diferentes maneras frente ante esta situación. Existe un umbral de tolerancia diferente en cada persona. Generalmente los emprendedores no nos frustramos fácilmente. Entendemos que la frustración es parte de la vida e inmediatamente desarrollamos herramientas que nos permitan  ser proactivos. Tolerar la frustración significa abordar los problemas de nuestra vida a pesar del sufrimiento que pueden causar.

Entonces, nos introducimos en el concepto de resiliencia. Según Edith Grotberg (1998) la resiliencia es “la capacidad del ser humano para hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas y ser transformado positivamente por ellas”. Si desarrollamos esta capacidad, no sólo afrontaremos las situaciones difíciles, sino que además sacaremos provecho y creceremos de forma personal y profesional.

Los pilares de la resiliencia incluyen un adecuado nivel de autoestima, una alta capacidad de introspección; independencia, saber fijar los límites entre uno mismo y lo que nos rodea, capacidad de relacionarse, iniciativa, ponerse a prueba en tareas progresivamente más exigentes, creatividad y capacidad de pensamiento crítico.

Las personas resilientes se caracterizan por ser realistas, exactas y flexibles. Cometen menos errores de pensamiento (como la exageración o sacar conclusiones precipitadamente, sin evidencias que las corroboren) e interpretan la realidad de un modo más exacto que las personas menos resilientes.

La resiliencia, en el ecosistema emprendedor, es la capacidad que el emprendedor o la emprendedora tienen para confrontar situaciones que compliquen la generación y desarrollo de su negocio, generando sinergia con sus socios o colaboradores para salir airoso y con determinación de ella; basado en la previsión del riesgo.

Tips para desarrollar la resiliencia 

Hay que reconocer que hay personas más o menos resilientes pero que esta capacidad se puede mejorar con la incorporación de ciertos hábitos.

  • Usa un pensamiento constructivo

Frente a un conflicto es importante plantearse acciones concretas, realizables a mediano y corto plazo y ¡comenzar!

  • Piensa de forma realista.

Procura tener una perspectiva amplia y pensar que esos problemas no van a durar para siempre, sino que acabarán pasando. Piensa que tienes la capacidad suficiente como para afrontarlos y encontrar soluciones.

  • Establece metas optimistas

Que te ayuden a empezar a cambiar las cosas que deseas cambiar con un espíritu positivo sin dejar de ser realista. Imagina el mejor escenario y recréalo en tu mente.

  • Actúa

El momento es AHORA, tal como el famoso dicho.- “No dejes para mañana….” Hazlo, no dudes tanto, la acción es el primer paso para diseñar tu realidad.

  • Aprende a crecer con tus problemas

Los problemas o las crisis son retos que te encuentras en la vida y que te empujan a sacar lo mejor de vos, a ser fuerte, a pensar y buscar soluciones, a actuar. A veces, te empujan a cambiar tu punto de vista y hacerlo más amplio y flexible, te hacen madurar y te hacen ver el mundo y a los demás de un modo más acertado y realista.

Y recuerda… si tienes miedo, toma tu miedo, y sigue adelante, con el  miedo a cuestas y todo.

Si te interesa seguir el tema, quedate atento a mis próximos artículos sobre la temática.


 

Biografía de la autora: Leila Klein Es graduada de la carrera de Psicología de la Universidad del Valle de México. Cursó sus estudios de psicología además en la Universidad de Buenos Aires. Es docente de Nivel Inicial. Tiene un Posgrado en Psicología Sistémica de la Escuela Sistémica Argentina y es especialista en Psicodrama y psicodiagnóstico, diplomada por la Escuela Mexicana de Psicodrama. Se unió a NXTP Labs en 2013. Brinda atención, seguimiento y soporte de emprendedores. Acompaña startups durante el programa de aceleración. Diseña y desarrolla cursos, coaching, y team building. Trabaja en el desarrollo de destrezas y técnicas para la conformación y consolidación de equipos así como en organización y coordinación de la network. Además, fue docente invitada en la Escuela de Negocios IAE. Es capacitadora dentro del Programa ACADEMIA BA Emprende de GCBA.

Un panel con ⁦@marta_cruz⁩ ⁦@⁦marlen_estevez_ Alejandra Castro Rioseco Michelle Muschett Cristina Rico Javier Flores. Perspectiva empresaria respecto de la innovación/tecnología como catalizadores de la igualdad de gé[email protected] ⁦⁦⁦⁦⁦@RGrynspan⁩

We’ve seen an insane amount of good news from our portfolio @nxtpvc in the last few months, from big acquisitions (@Auth0) to many large rounds (@nuvemshop, @mural), even new satellite launches (@satellogic). “Overnight” successes that have been many years in the making (cont.)

Load More...