Archives

Entrevistas
Agustina Fainguersch, CEO de Wolox: Foco y claridad

Agustina Fainguersch, CEO de Wolox: Foco y claridad

 

En esta primera parte de la entrevista, Agustina, cuenta los detalles sobre la reciente venta de Wolox a Accenture. Además, deja interesantísimos conceptos sobre la transformación digital y la necesidad de las empresas de adaptarse a un contexto siempre cambiante.

Agustina Fainguersch, CEO de Wolox, es un ejemplo foco y claridad. Se nota en su manera de explicar conceptos complejos de manera simple y en la solidez que la llevó a liderar una startup con más de 280 colaboradores. La reciente adquisición de Wolox por parte de Accenture Argentina es también un testimonio a ese liderazgo y visión. Ante semejante noticia, no podía perderme de su testimonio. Por eso durante más de una hora hablamos de todo. Tanto y tan interesante es lo que Agustina tiene para decir, que decidí publicar mi conversación con ella en dos partes. En esta primera entrega, hablamos sobre la adquisición de Wolox y cómo esta adquisición puede ayudar a ambas compañías a alcanzar su máximo potencial. Además, charlamos sobre a qué nos referimos cuando hablamos de transformación digital y por qué este concepto, lejos de ser un cliché, es hoy más importante que nunca.

¿Cómo fue el proceso para llegar a la venta de Wolox a Accenture? ¿Cómo se vivió desde vos y tu equipo?

Es algo que no salimos a buscar, vino a nosotros. Fue una oportunidad que vimos como mucho más que una incorporación a otra compañía: es la visión del futuro de lo que soñábamos construir. Uno tiene una etapa de propuesta de valor, otra de escalar la propuesta de valor y otra etapa de crecimiento fuerte, y ya estábamos en esa etapa, pero siempre pensándola desde la misma tesis, que es la transformación digital como base del desarrollo del negocio. Hace tiempo que con mis socios estábamos pensando en qué era lo que se necesitaba para llegar a la próxima etapa, y nos encontramos con un montón de cosas: sabíamos que queríamos seguir creciendo y profundizando nuestra propuesta de valor y tropicalizándola para los distintos sectores y países en los que estábamos trabajando, sabíamos que queríamos apostar por el talento, por la formación del talento en digital, en tecnología, y sabíamos también que éramos buenos formando, atrayendo y reteniendo ese talento.

Pero todo eso, a la escala y velocidad con la que queríamos hacerlo requería de un montón, no solamente de inversión, sino también de equipo y  foco, que cada vez era mas difícil poder cumplir. Entonces estábamos pensando en cuál era ese salto, y en ese camino nos vinieron a tocar la puerta con una propuesta muy interesante: incorporarnos a Accenture justamente para tomar ese rol y ser potenciados por una empresa que tiene, digamos, otra escala, con estándares de primera y reconocimiento internacional. 

Para ser honesta, la primera vez que me tocaron la puerta, la cerré. Por suerte insistieron, porque la cerré un poco por inercia. No era la primera vez que nos venían a hacer una oferta, tenemos la suerte de que gusta mucho Wolox, y la verdad es que nunca las consideramos porque no estaban alineadas con nuestro sueño. Pero en este caso se alinearon los planetas, y después de que me tocaron varias veces la puerta me lograron convencer, y logré convencer a mis socios también. Obviamente fue una decisión de consenso, no fue mía. Lo charlamos un montón, no fue algo impulsivo, fue algo muy pensado y muy trabajado. 

Además, decir que “no”, mejora la oferta a veces…

Pero en este caso el primer “no” fue a escuchar la oferta. Muchas veces en el pasado había dicho que no, sin siquiera escuchar lo que ofrecían. Esta vez, después de un par de intentos, decidimos escucharla y fue por la visión de esta que nos dieron que seguimos el proceso. No por una oferta concreta, porque nunca se viene con una oferta concreta sino que se encara desde la visión, de qué se pretende construir, y cuál es la tesis de la unión. No es una venta ni una transacción meramente, o al menos yo jamás lo pensé así, sino que es una tesis de alineación estratégica de dos compañías que ven potencial en sumar sus esfuerzos y tienen una visión conjunta de hacia dónde ir. Eso es lo que a nosotros nos atrajo sustancialmente de esta propuesta, y cuanto más la caminamos también más conocimos a quien teníamos del otro lado, y eso nos atrajo un montón porque nos dimos cuenta de que del otro lado había una empresa y, sobre todo, un montón de personas con un talento muy admirable. Había muchísimo lugar para que nos enseñen, y al mismo tiempo nos sentíamos como que nosotros también podíamos enseñar. Entonces veíamos claramente ese win-win. Realmente es una decisión que tomamos con mucha paz y estamos totalmente felices. 

¿Cuánto duró el proceso?

El proceso duró unos 7 meses. 

Entonces esta tesis, que yo califico como de valores compartidos, los lleva al sueño que ustedes tenían. Pero, ¿Qué es eso de la transformación digital en la nube, que es la propuesta de valor luego de esta unión? ¿Qué es este twist que le hicieron, que me parece super piola?

A ver, la propuesta es  “transformación digital y cloud first”. No es solamente una migración de servidores a la nube, sino un proceso de transformación mental y de mindset de todas las compañías de pensarse distribuidamente. La nube es conceptual, y Accenture piensa como cloud first. Ya de por sí la pandemia hizo que tengamos que operar distribuidamente, que ni siquiera podamos ir a las oficinas. Hay muchos clientes que solían pedir a los proveedores o partners que vayan a sus oficinas y hoy ya no lo pueden hacer, entonces también sus sistemas tienen que estar distribuidos para que todos podamos trabajar en conjunto de forma colaborativa. También es eso, la nube es colaborativa. Hoy no importan las zonas horarias ni dónde uno está parado, lo que importa es pensar y repensar y rediseñar los negocios del presente para el futuro. Porque el contexto cambió completamente, entonces nos fuerza y nos acelera la transformación que veníamos tratando de hace un montón de años. Entonces toda esa pata de transformación y de pensar soluciones digitales y construirlas, que es lo que venimos haciendo hace un montón de tiempo, es lo que podemos potenciar con esta unión. Así es que a partir de ahora tenemos muchísimo más alcance, por la llegada que tiene una compañía como Accenture, y como consecuencia más impacto. Además, tenemos muchísima más capacidad de inversión y de aceleración de los procesos que una compañía como Wolox, creciendo a pulmón, no habría podido concretar.

Esta es la mayor inversión que hace Accenture en Argentina. ¿Qué implica esto no solo para Wolox sino también para el ecosistema emprendedor de Argentina y Latinoamérica? 

La inversión, aunque es en Argentina, es a nivel Latinoamérica hispanohablante. Es toda la región, lo que contempla Argentina, Chile y Colombia, que es lo que estaba bajo el mando de Sergio Kauffman. A mi esto me habla de la intención que tiene una compañía como Accenture de renovarse, de refrescar no solamente su imagen y ser espacio de atracción de talento, sino también de cómo piensa y se posiciona hacia el futuro. Uno hace sus inversiones de acuerdo a hacia dónde quiere obtener retornos en el futuro y hacia dónde quiere ir. Y esto es un indicio muy claro y concreto de hacia dónde quiere ir Accenture. Para Wolox es el mejor proyecto que le pueden dar: ayudar a transformar una compañía por dentro. Creo que en ese proceso estamos.

O sea casi una doble función: contribuir a la transformación digital de los clientes por un lado, y a la de Accenture como organización por el otro. 

Acá lo están pidiendo, nos están dando el lugar, y el protagonismo que nos dan fue una parte de la propuesta que tanto me atrajo. Accenture tiene esta idea de “cultura de culturas”, y la cultura de Wolox solo la quiere potenciar. Entonces eso a mi no solamente me atrae y es un gran desafío, pero también habla del valor de lo que hemos construido en todo este tiempo. Que una empresa como Accenture lo valore y que lo incorpore y lo quiera potenciar… yo me saco el sombrero.

¡Es el sueño del pibe! El sueño del emprendedor. La validación por parte de un tercero relevante.

Y por eso también es que una empresa como nosotros, con tanta ambición y tantos sueños, decide escuchar esta propuesta y tomarla. Y realmente yo lo veo como una unión que nos queda como anillo al dedo. 

¿Es algo que podían haber imaginado cuándo iniciaron Wolox?

La verdad que no, nunca se nos hubiese cruzado por la cabeza. Y si alguna vez soñé con algo así, creo que esto lo superó. Así que realmente estamos muy contentos y ahora disfrutando un poco de todo lo que se viene. 

Hace un rato hablabas de cómo la pandemia aceleró un montón de cambios que ya venían pasando. ¿Hacia dónde ves que va esto en el futuro? ¿Cómo ves esta transformación de acá a los próximos 5-10 años?

Yo creo que muchos de los cambios que presentó la pandemia, que tienen que ver, por ejemplo, con el trabajo remoto y la flexibilidad horaria, vinieron para quedarse. No creo que no vayan a existir más las oficinas, pero sí creo que va a haber una forma de pensarla distinta, y creo que el approach de cómo se piensa el trabajo, las relaciones humanas y  la globalización también va ser distinto. No creo que el trabajo se vuelva solamente remoto, porque la gente necesita espacios físicos, donde hacer, sobre todo, networking, pero creo que va a haber un híbrido, aunque todavía no le encontramos la vuelta. La forma de hacer negocios también va a cambiar. Nuestros negocios son mucho de interacción humana y de generar confianza. Más allá de que vendemos tecnología, lo importante son las relaciones humanas, la confianza, los equipos, el potenciamiento del talento, la formación del talento… y todo eso requiere ciertos encuentros personales. En algunos casos va ser más rápido y en otros más lento, pero la inversión y la aceleración en tecnología va a crecer. Porque ya vimos con mucha claridad el potencial que tiene la tecnología para ahorrarnos un montón de problemas, y no solo económicos, sino para poder seguir operando en un contexto cambiante todo el tiempo. Porque más allá de que esto es una pandemia y ojalá no suceda otra, el mundo cada vez se acelera más y hay un montón de problemas que tenemos a nivel global que pueden resolverse a través de la tecnología. 

En Wolox hace mucho tiempo trabajamos en ayudar a las personas, las compañías, las industrias a entender que la transformación digital no es solo la digitalización de los procesos sino que es repensar los negocios con el contexto cambiante. Eso tiene que ser algo que se revise constantemente, no es algo que se hace y ya está. Entonces, esto que venimos trabajando con Wolox porque es lo que nos gusta hacer, es nuestra esencia, es lo que la pandemia puso en evidencia. A mí me llaman un montón de clientes con quienes armamos planes de 2, 3 o 5 años para decirme que eso necesitaban hacerlo ahora en 6 meses, no 5 años. Y eso está buenísimo porque activa mucho la economía, hace que tengamos mas demanda, y por lo tanto que necesitemos más talento formado, más empleo, es decir naturalmente se reactiva la economía, y se completa un ciclo virtuoso espectacular. ¡Pero también muy intenso! De un día para el otro todos tenemos que acelerarnos. 

“Transformación digital” algo de lo que hablaba todo el mundo…Medio cliché…,  pero esto que acabas de decir coincide totalmente con lo que siempre hablamos con los emprendedores: no es transformar lo que hacías en un Excel a un “programa”, sino que es repensar los negocios bajo este contexto cambiante. ¿Y por qué es digital? porque la tecnología digital permea todo, seas o no una compañía tecnológica.

Es una herramienta, pero una herramienta muy poderosa para poder atravesar los cambios de contexto. Y los cambios van a seguir viniendo. Este es el primero de un montón, y ni siquiera es el primero… es simplemente el que nos tocó a nosotros. 

En la segunda parte de la conversación con Agustina,  hablamos sobre emprendedurismo y el rol de las mujeres en el ecosistema. Además, Agustina comparte sus consejos para nuevos emprendedores y recomienda a sus autores favoritos. ¡Continuará!

#foco #consistencia #pasión

FICS2020: Cómo multiplicar el valor de las inversiones

FICS2020: Cómo multiplicar el valor de las inversiones

El pasado 24 de Noviembre, Susana García-Robles y yo participamos del evento “Foro de Inversiones Cono Sur”- (FICS)- 2020, donde tuvimos el honor de ser entrevistadas por el reconocido experto en liderazgo Eduardo P. Braun sobre el rol de las mujeres en el ecosistema de emprendimiento e inversión y el impacto que la diversidad de género puede generar en Latinoamérica

¿Se necesita saber de tecnología para invertir en startups tecnológicas? ¿Debe una mujer sacrificar su deseo de tener una familia para poder dedicarse a desarrollar proyectos de alcance global? ¿Es necesario que una emprendedora tenga un backgound determinado o tenga cierto nivel socioeconómico? ¿Por qué a las mujeres les es más complejo levantar capital para desarrollar y expandir sus proyectos? ¿Cuál es el impacto de las mujeres inversoras? Estas son algunas de las preguntas que Eduardo P. Braun, reconocido especialista en liderazgo, que entrevistó a grandes líderes de la talla de Bill Clinton, Francis Ford Coppola o Richard Branson (por mencionar algunos), planteó en la conversación que mantuvimos el pasado 24 de noviembre  junto con Susana García-Robles en el marco del Foro de Inversiones Cono Sur (FICS) 2020 organizado por la Asociación Chilena de Venture Capital (ACVC), la Asociación Argentina de Capital Privado, Emprendedor y Semilla (ARCAP), y la agencia de Promoción de Inversiones, Exportaciones e Imagen País Uruguay XXI.

Fue una entrevista muy interesante en la que Susana y yo pudimos hablar de WeInvest  y WeXchange y del desafío de generar redes profesionales de mujeres, tanto inversoras como emprendedoras. Las preguntas de Eduardo, que no solo tiene una gran experiencia sino que consigue aportar su visión desde el tema del liderazgo, nos dieron la oportunidad de poner el foco en cómo desarrollar ese liderazgo de mujeres y en cuáles son los obstáculos y mitos que se deben superar.

A continuación transcribo algunos momentos de la entrevista que me parecen especialmente interesantes para entender el panorama actual y nuestro propósito de cara al futuro.

………………………………………………………………………………………………………………………………..

Eduardo: En el desafío de generar role models, de ayudar a las mujeres a generar redes profesionales, tuvieron que identificar y derribar muchos obstáculos, algunos reales y otros que quizás eran mitos. Marta, ¿cuales fueron algunos de esos mitos u obstáculos que tuvieron que derribar?

Marta: Mira, los fuimos descubriendo a medida que pasaba el tiempo. El principal era que de alguna manera existía esto de que las mujeres sólo podían emprender en tecnología si sabían de tecnología. ¿Por qué apuntábamos al desarrollo de startups tecnológicas? Porque básicamente eran las que tenían más posibilidades de ser escalables más allá de los límites de cada país. Entonces tenía que predicar con esto de: yo, Marta, trabajo con tecnología desde los años 90, en diferentes pymes, corporaciones y demás, y no se programar una línea de código; pero sí sé lo que la tecnología puede aportarle a los proyectos en los que he trabajado y en los que invierto. Y tengo (y todas las mujeres tenemos) una gran capacidad de atraer talentos, vender un sueño y establecer cultura en una organización, que puede atraer este tipo de talento porque somos generadoras de confianza.

El otro mito era: “bueno, la verdad que no me voy a meter en un proyecto tan grande porque quiero tener una familia y tener hijos”. ¿Y cuál es el problema? Tenemos miles de ejemplos de que una cosa no se contrapone con la otra.

Susana: Pero también había otros: el mito del emprendedor tipo Silicon Valley. Te tenías que ajustar a una imagen, un look y una cierta condición socioeconómica. Nosotros queríamos romper eso. Queríamos mostrar que las emprendedoras de América Latina venían de todos los tamaños, de todos los colores y de todos los backgrounds, entonces no era cuestión de seguir fomentando el mito y el estereotipo de que América Latina para romperla en venture capital tenia que hacer mil Silicon Valleys. Yo vivo hace 35 años en EE.UU., y en ninguna otra parte de EE.UU. tenemos un Silicon Valley, entonces, ¿por que habríamos de tenerlo en América Latina’

Eduardo: ¿Cuáles son los hard facts, la prueba de que las mujeres son diferentes en esa creación de valor? ¿Qué ejemplos o datos me pueden compartir?

Susana: Te tiro algunas estadísticas:  las mujeres son 1.17 veces más propensas que los hombres a crear empresas con fines sociales y retorno. Y 1.23 veces más propensas que los hombres a crear empresas con consideraciones medioambientales. Las mujeres solemos crear de manera más holística, con las famosas 3 P, del inglés profits, planet and people (ganancias, planeta y gente), y esto está comprobado por muchas investigaciones. Otro punto, que es muy importante, es que las mujeres controlan más del 65% de las decisiones de compra totales en bienes y servicios a nivel global. Entonces no las podés excluir ni en el proceso de creación de una startup ni en el proceso de saber dónde invertir, porque la mirada de la mujer, junto con la del hombre, puede responder si “esta es una tendencia que va a crecer en el mercado o no”.

Marta: Para complementar lo de Susana, pongo un ejemplo: Y Combinator es una de las aceleradoras y fondos mas importantes, que empezó un año o un año y medio antes que nosotros en EE.UU., y fue un poco nuestra inspiración en aquel momento. Hoy en día sigue siendo uno de los fondos con programa de aceleración mas importantes para todo Latinoamérica y EE.UU. Su fundador, Paul Graham, es muy reconocido, pero recién en el 2015, 4 o 5 años después de su fundación, el mercado se enteró de que había una mujer co-founder. Esa mujer es Jessica Livingstone. Paul la puso en la vidriera cuando escribió en su blog que Y Combinator no fue nunca un one man show, sino que tenía una mujer co-founder. ¿Y por qué no se sabía? Porque siempre estuvo trabajando en el back office, muy preocupada en atraer talento, no sólo para el fondo en sí mismo, sino también de emprendedores. Y es que ella tiene la gran capacidad, que no tiene Paul (y él tiene un montón de capacidades, pero juntos se potencian), de ser el “radar social” de la compañia, el cual le permite detectar a un buen founder aunque en las reuniones no haga tantas preguntas (menos que los socios varones).  Lo pasa que es que Jessica se dedica a observar a los equipos, sobre todo cuando no se dan cuenta de que los está observando. Y en el tema de las inversiones, tanto en early stage como más adelante, sigue siendo importante el equipo. Ahí hay un buen ejemplo de una compañía a la que le ha ido y le va super bien. Tienen su portfolio a empresas como Airbnb y Dropbox, así que imaginate. 

Eduardo: ¿Qué otra habilidad o característica podemos identificar que aportan las mujeres en este ecosistema?

Marta: Una de las que a mí me parece súper importantes es esto de las decisiones que son tomadas por mujeres en el tema del consumo, que tienen como esta gran capacidad de centrarse en el cliente, y no puedo dejar de lado el tema del bootstrapping: esta capacidad de hacer con menos dinero muchas cosas. Uno de los datos de las investigaciones que hicimos al principio era que la mujer nunca se jugaba el capital familiar, o sea no terminaba de quemar todo el capital para hacer ese sueño,  entonces se dan compañías que son más sustentables a lo largo del tiempo. Y posiblemente no todas sean unicornios, pero generan empleo. Y (según un estudio del Boston Consulting Group) cada vez que levantan capital, las startups lideradas por mujeres pueden llevar a la economía real 2.5 veces más  ingresos por cada dólar invertido que aquellas solamente lideradas por hombres, lo que significa un aumento en la producción económica mundial impresionante

Pero la realidad es que nada de esto va a pasar si no contamos con mujeres inversoras. Porque el análisis de las inversiones y su posterior acompañamiento tienen un aporte especial cuando hay una mirada femenina. Entonces este fue nuestro siguiente desafío luego de hacer WeXchange, porque todo muy lindo con seguir incrementando el número de mujeres que desarrollen compañías de alto impacto, pero si no conseguimos diversidad de género del lado del inversor,  iba a seguir costando. La mujer levanta, en promedio, un millón de dólares contra 2.1 millones en el caso de que haya solamente hombres en el equipo. Y realmente esto es rarísimo, porque cuando mirás los portafolios de muchos fondos, se ve que tienen rendimientos superiores. Por ejemplo First Round dice que las inversiones con diversidad de genero se desempeñan un 63% mejor que las que tienen equipos de un sólo género.

Susana: Ahí también quiero mencionar un reporte que me ayudó muchísimo: Deloitte fue de los primeros que habló de que en vez de un gender gap había un gender dividend. Hay un dividendo de genero. ¿Y que es eso? La ganancia que uno obtiene cuando ha invertido bien.  De acuerdo al estudio, tener mujeres del lado de la mesa de inversión era un gana-gana para todos. Hay mas diversidad en la decisión y hay mas diversidad en el tipo de emprendedores que se acercan. 

Y no es que venimos a decir: “tenes que tener mujeres”. Venimos a decir algo muy diferente: dales acceso a la oportunidad y veamos que pasa. A mi me encanta nombrar a Kevin O’leary, que es uno de los shark tank, que al hacer un análisis de las 25 inversiones que había realizado en ese momento, se dio cuenta de que las que se estaban desempeñando mejor eran las que tenían equipos diversificados. Ojo, no solo mujeres o no solo hombres: diversificados. Entonces llamó al equipo que le hace el scouting y les dijo: “de ahora en más sólo voy a invertir en este tipo de empresas”. Y cuando en una entrevista le preguntaron si era por ser políticamente correcto, él contestó: “yo no soy la madre teresa ni estoy haciendo filantropía, simplemente vi los números y me dan más retornos, así este es el modelo que quiero tener: invertir en equipos diversificados”.

Eduardo: Me parece que es claro que hay creación de valor y que ya es medible en distintos estudios. Entonces el desafío es: ¿por qué no se hace más? Si es un no-brainer.

Marta: Porque es un proceso. O sea, así como teníamos que derribar mitos en el tema de las mujeres emprendedoras de alto impacto, también existen mitos para derribar del lado de las mujeres inversoras. El primero es: tengo que ser Silicon Valley oriented y tener un master en finanzas. Y la realidad es que al hacer el análisis de una inversión, el Excel se ve bastante después de haber analizado otro montón de elementos. Es decir, se requiere de capacidades que pueden venir de otras disciplinas, del lado de la abogacía, la ingeniería, las comunicaciones, el desarrollo de negocios, la tecnología o lo que sea.

El otro mito tiene que ver con que es una industria que siempre fue de hombres (y hoy la realidad es que sigue siendo muy de hombres); lo cual trae como consecuencia que una mujer piense: “no, ese espacio no es para mí”. Entonces, ¿por qué no hay más? Por todo esto. Tenemos sólo un 8% de mujeres en fondos en Latinoamérica contra un 13-15% en EE.UU.   Pero nosotras con WeInvest vamos a lograr que esta realidad cambie rotundamente.

Eduardo: ¿Cuál es el sueño?

Susana: Mi sueño es que en los próximos 5-10 años América Latina lidere en este tema, porque viviendo en EE.UU. sé que aquí este es un tema en el que que renguea totalmente. En España lo mismo, y en otros mercados también. Yo creo que mi sueño es eso, mostrar que cuando tenés una región que es volátil, con crisis, que a lo mejor asusta a los inversores de afuera, la gente crece con resiliencia. Y vamos a tener emprendedoras que van a poder demostrar que “hice dinero, pude atraer inversores locales y de afuera”, inversoras que apuestan por compañías que después se vuelvan unicornios o sean súper rentables. Y después el otro, menos ambicioso, es que cuando veamos un panel en el que sólo hay mujeres, no me ponga alguien un whatsapp diciendo: “¡qué bien, conseguiste un panel sólo de mujeres!”. ¿Alguna vez alguien te puso: “qué bien, en este panel sólo hay hombres”? Dejemos de ver las cosas en esos buckets. Ojalá no haya más eso, pero mientras tanto, al que piensa que no tiene una inversora para un panel por un tema específico, consúltenos. WeInvest los puede ayudar. Tenemos suficientes inversoras para cubrir cualquier tema. Pero que se borre eso porque todo lo que se pone en diferentes cajas divide, y yo lo que quiero es tener el dividendo de esa complementariedad.

Marta: Uy, ¡tenemos muchos sueños! El mayor es terminar con los sesgos de todas las partes, incluyendo de las computadoras, porque esto de la inteligencia artificial programada sólo por hombres nos va a traer más problemas. Por eso también destaco la labor que hace el grupo “Mujeres en tecnología”. Y el otro, que vimos claramente cuando comenzamos en NXTP, es que al aportar al desarrollo del ecosistema, y apoyar a tantos emprendedores de la región a desarrollar sus compañías a través de nuestro esquema de inversión de capital relacional, estábamos construyendo algo donde todos ganan. Un triple win: ganan los emprendedores, los inversores y también la sociedad. Las mujeres tenemos la capacidad de ver y analizar las inversiones desde el punto de vista del impacto. Y uno de los actores importantes dentro de ese círculo virtuoso son los emprendedores exitosos de otros años, que a medida que hagan crecer sus empresas, comiencen a “reciclar  capital”, es decir a invertir en nuevos equipo emprendedores. Entonces mi gran sueño es este: ver muchas mujeres que construyeron empresas de alto impacto, levantaron capital, las hicieron crecer y desarrollar, las vendieron y se convirtieron en inversoras. Porque realmente el análisis que hace un emprendedor como inversor es muy potente, sea hombre o mujer.

Eduardo: ¿Cómo ven a Latinoamérica? Porque los de afuera pueden decir “acá hay mucha inestabilidad, mucha volatilidad”, pero ustedes creen en Latinoamérica. ¿Por qué?

Marta: Sigo creyendo en nuestra región porque tenemos talento. Y a nivel contexto, el hecho de la gran volatilidad que sufren casi todos los países de LATAM, hace que los equipos de emprendedores nunca piensen en hacer un emprendimiento local, o para un único mercado, es decir siempre piensan a nivel global o al menos regional. Y esto da como resultado una buena ecuación; porque muchas veces tener centros de producción en Latinoamérica y clinetes a nivel global, es una de las mejores ecuaciones. Entonces, hay talento y oportunidades de resolver problemas a través de la tecnología… ya desde antes, pero después del COVID mucho más.

Susana: Yo doy la visión estando en un fondo global, que invierte en América Latina, África, India y Sudeste Asiático, y te puedo asegurar que los problemas y los desafíos de esos mercados emergentes son muy similares. Pero la innovación que está saliendo de América Latina, y es un tema del que yo he hablado y escrito bastante, tiene una receta muy específica. Una vez que nos salimos del Silicon Valley mode y del copycat mode, lo que descubrimos es que la innovación en América Latina surge de querer encarar desafíos reales, problemas reales, con tecnología, con innovación, y con un alto grado de frustración. Si estas en Buenos Aires y ves calles sucias, querés solucionarlo; si estás en Rio y ves pobreza, o estás en Ciudad de México y sabes que la gente que viene de afuera no puede tomar agua ni en los mejores hoteles, querés solucionar eso. Y no hay nadie mejor para solucionar los problemas que aquellos que los viven. Por eso cuando viene una solución importada de algún país nórdico, con muy buena onda, muchas veces meten la pata. Porque nadie puede hablar mejor de la falta de educación o de medicina que aquel que la ha sufrido, y que vive día a día viéndolo en sus comunidades.

Eduardo: Yo creo que ustedes dos son un ejemplo de eso. Entraron a una industria dominada abrumadoramente por hombres, hicieron el camino, fueron construyendo desde las emprendedoras, paso a paso, hasta las inversoras, siempre pensando en grande y consiguieron derribar mitos e ir juntando evidencia del valor que tiene la diversidad. Entonces no solamente es lo correcto, sino que es la mejor inversión. Están en ese camino y no me cabe duda de que van a seguir soñando en grande, creando valor para una región que lo necesita, para un conjunto de mujeres que espera de ustedes eso, que abran el camino para crearles oportunidades. Realmente inspirador, las felicito a las dos por el camino recorrido y el que van a recorrer. 

#Foco #Consistencia #Pasión 

 

 

WHEEL THE WORLD: EL SUEÑO DE HACER UN MUNDO MÁS ACCESIBLE PARA TODOS

WHEEL THE WORLD: EL SUEÑO DE HACER UN MUNDO MÁS ACCESIBLE PARA TODOS

Camilo Navarro, co-founder de Wheel the world, cuenta sobre el el camino que lo llevó a crear junto a su amigo Álvaro Silberstein el primer online marketplace de hoteles, tours y actividades para personas con discapacidad.

Camilo Navarro, co-founder de Wheel the world

Existen, en el ecosistema de emprendimiento e inversión, personas que vale la pena conocer. Son aquellas que con pasión y determinación intentan generar un impacto positivo en el mundo. Hoy quería compartirles una entrevista a una de esas personas: Camilo Navarro, co-founder junto a su amigo Álvaro Silberstein de Wheel the world, una startup que se propuso ser la solución para que las personas con discapacidad puedan viajar por todo el mundo. Ya desde el primer momento me pareció una gran idea: no solo vieron una oportunidad de negocios, también vieron que a través de su emprendimiento tenían la posibilidad de dar respuesta a una verdadera necesidad. Como suele ocurrir con este tipo de emprendedores, además, Camilo tiene una gran historia para contar.

¿Cómo surgió Wheel the world?

La historia parte de un viaje que tuve yo en Patagonia, en Torres del Paine. Una de las cosas que pensé allá fue: “que increíble seria traer a mi mejor amigo a este lugar”. Obviamente eso presentaba un desafío, porque mi mejor amigo es Álvaro, y él está en una silla de ruedas. Es amigo mío desde los años, fuimos al colegio juntos, y a los 18 tuvo un accidente automovilístico. Desde aquel entonces nosotros tratamos de hacer siempre nuestra vida pese a que él tenía una discapacidad. Esto nos llevó como consecuencia el pensar “¿por qué no?”: por qué no ir a las Torres del Paine, que es uno de los destinos más visitados de Chile.

Primero que todo, nadie lo había hecho; segundo, no había información sobre cómo se podía hacer, ni de dónde nos podíamos quedar, cómo nos podíamos transportar, qué tan accesibles eran los recintos que estaban en Torres del Paine, desde un hotel hasta un transporte. Además, para los circuitos necesitábamos una silla de ruedas especial, que encontramos por internet y nos la ingeniamos para conseguir. Esta historia se empezó a viralizar, y con un operador turístico de Patagonia tomamos la decisión de hacer una experiencia accesible. Levantamos una página web para mostrar toda la información de como hacer Torres del Paine con alguien en silla de ruedas. Era simplemente una página web mostrando la información y ya está. No estábamos pensando en armar un negocio.

Hicimos el viaje y fue extraordinario, no solamente para Álvaro sino para todos los que fuimos. Y ahí nos dimos cuenta de que algo increíble había ocurrido. Pronto tuvimos el primer momento de “a-ha, aquí hay algo”: nos empezaron a contactar muchas personas con discapacidad de distintas partes del mundo que querían repetir este mismo viaje y además, operadores de turismo de distintas partes del mundo nos empezaron a contactar para replicar lo que hicimos en Patagonia pero en sus propios destinos. Entonces nos dimos cuenta de que la industria turística también quería atender a las personas con discapacidad pero no sabía cómo.

El otro descubrimiento fue que los grandes actores de la industria del turismo no estaban atendiendo a las personas con discapacidad. No tienen servicios personalizados y tampoco tienen la información específica de accesibilidad. Por eso a finales de 2017 tomamos la decisión de fundar Wheel the world, con el propósito de hacer el mundo accesible. Nuestro sueño es hacer que millones de personas con discapacidad puedan viajar a miles de lugares del mundo. Tenemos una plataforma online que permite a personas con discapacidad y a su familia y amigos buscar y reservar viajes accesibles, incluyendo hoteles, tours y actividades accesibles en distintas partes del mundo, a través de nuestro sitio web que es gowheeltheworld.com. En 2018 comenzamos nuestra operación, y eso nos llevó a nuestro segundo “momento a-ha”, que fue que en un año y medio hicimos que más de mil personas con familias y amigos viajaran a 35 destinos y generamos más de un millón de dólares en ingresos.

Álvaro Silberstein, co-founder de Wheel the world, durante el tour a Machu Picchu

Una vez que se decidieron a emprender, ¿Cómo fue el proceso de levantamiento de capital?

Fue muy interesante. Yo diría que tuvo tres etapas. El primer gran punto fue que la universidad de Berkeley, en donde estábamos estudiando, tiene una incubadora de startups donde quedamos aceptados. Eso como consecuencia nos trajo al primer inversionista, de California, y con ese pequeño capital empezamos a trabajar. El segundo punto fue que quedamos aceptados, a mediados de 2018, en la incubadora de startups de Booking.com. Ese fue como el gran punto de inflexión para nosotros. Ellos nos ayudaron con la parte estratégica y nos dieron el capital inicial que nos permitió contratar personas y profundizar aún más que lo que habíamos podido hacer con el primer inversionista.

Con eso logramos llegar a este resultado que te decía anteriormente. Eso puso los cimientos para levantar una ronda de inversión de capital más grande, que tiene como hipótesis que si levantamos la información de más destinos vamos a poder hacer que más personas viajen y generar más ingresos. Y para eso necesitamos inversión tecnológica. Ese fue el tercer hito: logramos levantar una ronda semilla hace un mes atrás. Primero inversionistas ángeles, a principios de 2018. Luego, a mediados, Booking.com. También ganamos otro programa de aceleración en Facebook, en Google y en Startup Chile. Después pasaron 18 meses y en ese tiempo logramos buenos resultados, y eso nos dio la posibilidad de salir a buscar una ronda de capital semilla, que es lo que hoy en día estamos ejecutando.

¿Y quienes son nuestros inversionistas en esto? Tenemos como inversionistas líderes a dos fondos: uno es la Fundación Chile, uno de los venture capital más grandes de Chile, a través de su fondo que se llama Chile Global Ventures y tenemos otro fondo que es Dadneo, un grande de Latinoamérica. También tenemos inversionistas muy buenos, como la CEO de Youtube.

¿A qué tipo de inversores apuntaron en primer lugar y cuál es el tipo que buscan ahora?

Nosotros apuntamos primero a inversionistas ángeles pero también cuando empezamos a generar tracción apuntamos a venture capital de early stage funding, que son para etapas tempranas. Tenemos como inversionistas a Plug and Play, que es una incubadora bien grande de Silicon Valley y además a Bow Capital y al fondo de inversión de la universidad de Berkeley. Siempre es bueno tener a estos inversionistas institucionales de entrada, porque te van ayudando y te van permitiendo abordar a inversionistas institucionales más grandes.

¿Tuvieron algún mentor? ¿Hay algún emprendedor o emprendedora a quien admiren y les haya servido de inspiración?

Sí, tuvimos suerte de tener muy buenos mentores. Partiendo de la Universidad de Berkeley, que tiene su propia incubadora, que está en un lugar físico lleno de emprendedores e inversionistas. Nosotros después de terminar las clases íbamos siempre a esta incubadora a trabajar y pensar y conectar con más personas. Eso nos permitió entender un poco mejor cómo abordar una oportunidad desde la perspectiva de una startup. ¿Quiénes fueron ahí nuestros mentores? Bueno, la directora ejecutiva de esta incubadora nos ayudó un montón a entender qué es lo que había que hacer. Y después, una segunda mentoría es la que te contaba anteriormente con Booking.com. Ahí ya directamente era con los líderes y expertos de la industria. También hay inversionistas nuestros que además son mentores, y los mismos fondos de inversión, con los que ocurre lo mismo.

Wheel the world es una empresa, claro. Como tal, ¿Cuál es el impacto que busca generar con vistas a 5 años?

De aquí a 5 años nos gustaría, primero, estar ya posicionados como la solución líder de turismo accesible en el mundo; y por otro lado, ser la empresa que ha permitido a más personas explorar el mundo sin límites. Al final, cuando me preguntas por el impacto, el impacto se da en cada uno de estos viajeros. Tenemos la fortuna de que nuestro modelo de negocios está conectado con un impacto social. Cada viaje que vendemos es darle la posibilidad a alguien que haga algo que nunca pensó que podría hacer. Realmente estos viajes cambian la vida. Viajar a todos nos cambia la vida a todos. Por eso ojalá que en 5 años más sean millones de personas viajando a miles de lugares. Suena muy fácil decirlo, pero si uno lo deconstruye estamos hablando de una empresa gigante. Y eso es lo que hay que construir: una máquina que permita que eso ocurra.

Wheel the world en el Camino del Inca

Como una empresa que se dedica al rubro turístico, ¿Cómo ven el panorama futuro a partir de la epidemia de COVID-19?

Nosotros veníamos creciendo hasta principios de 2020 de manera muy acelerada y esto lo tomamos, más allá de todo lo lamentable que tiene, como una oportunidad para mejorar todo nuestro sistema y preparar toda nuestra empresa para poder escalar. En ese sentido el habernos detenido durante este tiempo nos ha permitido reflexionar mucho y pensar en cómo podemos construir los mejores sistemas para adquirir nuevos partners, nuevos hoteles, más tours, y todo para poder ofrecerlo de mejor forma a nuestros clientes. En este tiempo, si uno lo piensa, lo que se nos privó es justamente el poder explorar libremente como lo hacíamos antes. No solo el explorar por sí mismo sino por las conexiones humanas que significan moverse, desplazarse, viajar. Por eso creemos que el turismo no se va a ir a ningún lado, va a estar más desacelerado, va a ser probablemente más doméstico también, pero estamos confiados de que esto se va a activar lentamente y tenemos la espalda para aguantar ese tiempo.

Si alguien hubiera podido advertirles a principio de año que iba a venir una pandemia mundial, ¿Qué acciones habían tomado?

Buena pregunta. Yo creo que posiblemente hubiese hecho lo mismo, y eso habla un poco de la cultura que estamos generando como compañía. Estamos obsesionados con nuestros clientes, con cambiarles la vida mediante el viaje. Si nos hubiéramos enterado de esto, la decisión hubiera sido similar. Y afortunadamente, una de las características de las startups cuando están comenzando es que son menos dependientes de los ingresos de los clientes y son más dependientes del capital que levantan con inversionistas, que es lo que les permite avanzar y seguir a la próxima etapa. Una vez un inversionista me dijo algo interesante: las startups son experimentos. Uno no espera los resultados en el corto plazo, las apuestas son siempre a largo plazo, por lo tanto lo que hay que preguntarse es: ¿Qué tanto afecta una situación puntual que ocurre en un año respecto a lo que se está apuntando en el largo plazo? Lo importante es que el capital que se está levantando sea para mejorar ese experimento. En nuestro caso era para mejorar la tecnología, para lograr los resultados que van a ocurrir en un par de años más.

¿Cuál es el contenido sobre emprendedurismo – ya sea en formato de podcasts, blogs o libros – que más siguen? ¿Recomiendan seguir a algún autor/a?

Respecto a libros:

Venture Deals”, de Brad Feld y Jason Mendelson, que explica cómo funciona el ecosistema de venture capital y cuales son las estrategias para reunir capital al momento de hacer una startup. También “Good to great”, de Jim Collins, habla de la pasión que hay que tener como emprendedor para construir una startup.

Respecto a quién sigo:

Hay fondos de inversión, como Andreessen Horowitz, que escriben cosas muy interesantes.

Y mis favoritos (aunque suene un poco raro):

Youtube y Google. Es increíble lo que puedes aprender mirando videos de cosas. Sobre todo en las etapas tempranas de hacer una startup, los cofundadores tienen que aprender a resolver problemas, y las respuestas a muchos de los problemas están disponibles en esta nueva era de contenido y de información y de conocimiento. Hay herramientas disponibles y puedes aprender de manera super divertida a través de Youtube y a través de Google. Hay que aprender a buscar información, porque eso es conocimiento y eso lo puedes accionar. Uno puede encontrar hoy día todo en línea.

La última: Imaginemos que un alien visita la tierra y decide contactarlos a ustedes, ¿Qué le dirías para presentarle a la humanidad?

Mira, lo primero que se me viene a la cabeza: le diría que los humanos viven en paradigmas, y que tenga mucho cuidado con eso porque, finalmente, hace que los humanos se comporten de una u otra manera producto de ello. Te puedo contar un paradigma que nos tocó a nosotros: ¿por qué una persona con discapacidad no debería explorar un lugar como Patagonia? En ese minuto creo que solo Álvaro y yo creíamos que esto se podía hacer, y todos decían que no. Y después de que lo haces, te das cuenta de que ahora todos quieren hacerlo. Esto me hace pensar, en perspectiva, ¿Cuántos paradigmas más de esas características hay? Hemos vivido durante muchos años y vivimos aún insertos en muchos paradigmas. Y en algún momento a alguien se le debe haber ocurrido que en realidad los niños no deberían trabajar, o que las mujeres deberían ganar lo mismo que los hombres. Lo mismo si tu lo piensas bien, estos paradigmas han gatillado grandes movimientos sociales, desde el movimiento de la discapacidad, por un lado, hasta el movimiento de homosexuales o los mismos movimientos que se están generando en torno a la política. ¿A que voy con todo esto? A que uno no se da cuenta de los paradigmas en los cuales vive hasta que algo pasa que te permite decir: “Wow, acá estaba viviendo en algo que era falso”. Entonces le diría al alienígena que tenga cuidado con lo que le cuentan, porque quizás eso sea un paradigma.

#FOCO #CONSISTENCIA #PASION

 

Ficha técnica:

Nombre: Wheel the world
Año de fundación: 2018
Fundadores: Camilo Navarro y Álvaro Silberstein
Países en los que operan:  Ofrecen destinos en EEUU, Brasil, España, Perú, Francia, Inglaterra, Costa Rica, Chile, México y Sudáfrica

🇦🇷 ¿Tenés formación o un emprendimiento #STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) en Argentina? ¡Adquirí totalmente sin costo junto a profesores del @IAE_Austral las herramientas que necesitás para empezar o potenciar tu proyecto!

Global banking recognizes the importance of moving towards Open Banking: 64% see it as an opportunity, more than 90% plan to make significant investments in Open Banking initiatives before the end of 2020.
They will have achieved the goal? #fintech via @arcusfi

Load More...